NACIMIENTO Y VIDA
DE LA PARROQUIA DE SAN GERARDO

por Olegario Rodríguez Martínez

-Madrid 2006-



INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1: Para mejor entender esta historia

  • Plegando las velas
  • Nace una nueva parroquia
  • Descripción geográfica de la zona
  • Ya tiene titular

CAPÍTULO 2: La sencillez de los comienzos

  • La planta crece

CAPÍTULO 3: La residencia-vivienda

  • Vivienda Padre Piquer 4, 3ºD
  • En busca de nuevos aires
  • Vivienda en Cuatro Vientos

CAPÍTULO 4: Redentoristas que trabajaron en la parroquia

  • Con plena dedicación
  • A tiempo parcial
  • Resumen del primer año de parroquia

CAPÍTULO 5: De nuevo en la "Escuela-Iglesia"

  • Como un jarro de agua fría
  • Comienza la construcción del nuevo templo
  • A pie de obra

CAPÍTULO 6: Finalizando las obras de construcción

  • Y se puso la guinda
  • Primera Misa en el nuevo templo
  • Inauguración del nuevo templo

CAPÍTULO 7: Labor Pastoral

  • En la parroquia
  • En el Colegio Gamo-Diana

CAPÍTULO 8: Las "Piedras Vivas" del templo

  • Asambleas Cristianas
  • Convivencia-misión
  • Primer aniversario de la inauguración
  • Catequesis de infancia
  • Pre-bautismales
  • "Alces"
  • Experiencias "laicas"

CAPÍTULO 9: Actividades extra-parroquiales

  • Convivencias y retiros Espirituales
  • Actividades diversas de la parroquia

CAPÍTULO 10: La iconografía religiosa

  • Frontal de la puerta de los Ángeles
  • Frontal de la entrada los Sacramentos
  • San Gerardo
  • El Buen Sembrador
  • La Virgen con el Niño en brazos
  • Perpetuo Socorro
  • Los Cuatro Evangelistas
  • El Cristo de los clavos
  • Ángel Custodio
  • Calvario

CAPÍTULO 11: Redentoristas que trabajaron...

  • Redentoristas que han trabajado en la parroquia
  • Redentoristas con plena dedicación
  • Redentoristas a tiempo parcial

CAPÍTULO 12: Resumen de algunas fechas-clave

  • Parroquia en la Base Aérea de Cuatro Vientos
  • Parroquia en “ Ciudad Parque Aluche”

CAPÍTULO 13: Acciones pastorales y sacramentales

  • Resumen de actividades pastorales
  • Celebraciones sacramentales

CAPÍTULO 14: Lista de Provinciales  y Superiores y Párrocos.

  • Lista de Provinciales
  • Superiores y Párrocos

EPÍLOGO


 

INTRODUCCIÓN

Trazar los rasgos de la historia de la parroquia de san Gerardo, en el Barrio de  “ Ciudad Parque Aluche”, es viajar en el tiempo. Recorrer esos momentos primeros del origen de la nueva parroquia de san Gerardo, nos permite conocer una parte de nuestro pasado. Seguir los momentos más significativos y las fechas de nuestros cronistas, nos conduce a conocer  parte de nuestra historia, y en definitiva, a conocernos a nosotros mismos.

Para facilitar la comprensión del contenido de esta historia comencemos  con la presentación de su entorno, y luego sigamos un poco de cerca los acontecimientos reseñados en las crónicas de nuestras casas redentoristas, preferentemente, la crónica de la calle Maqueda 45. La lectura de cada una de sus páginas nos da como resultado el descubrir el proceso de una obra que se concibe, de una obra que progresa y de una obra que culmina.

Vamos a seguir el desarrollo de este proceso por orden cronológico y lo mismo sus incidencias, cada una de esas incidencias que se han creído más importantes, y que llevan marcadas las fechas del año de la Crónica redentorista entre paréntesis al final de la exposición para dar mayor facilidad y crear más fiabilidad.  Al final, se encuentra uno tan cercano, que a veces parece hasta llegar a sentir el latido del corazón de  lo cotidiano, a través de esas pequeñas escenas de la vida de un reducido grupo redentorista que se lanzó a una nueva aventura por Cristo. Todos estos pequeños detalles nos hacen trabajar con la hipótesis de que las cosas sucedieron así.

Para tener  una visión más clara y más global, ya de entrada, la pequeña historia la vamos a dividir en tres edades, como si se tratara de las edades de una persona:

Iª.- Parte: Edad de la infancia.
IIª.-Parte: Edad juvenil
IIIª.- Parte: Edad adulta.

Iª  PARTE:  
EDAD  DE  LA INFANCIA 1966-1972 
 
  

Gobernando en España:
Francisco Franco Bahamonde

En  la Sede Arzobispal de Madrid:
D. Casimiro Morcillo.

Siendo Provincial de los Redentoristas:
Juan Pérez Riesco

 

CAPÍTULO 1º:  PARA   MEJOR   ENTENDER   ESTA  HISTORIA

 

Respuesta a una llamada

La Parroquia de san Gerardo no ha surgido con la  espontaneidad con que al llegar la primavera brotan las margaritas sobre el césped. La Parroquia en esta zona, en un tiempo tan deprimida de la parte occidental de Madrid, nace en un momento muy oportuno, y como  respuesta de los Redentoristas, a una llamada de la Diócesis de Madrid. De la misma manera respondieron otras muchas Congregaciones religiosas  y otros muchos Institutos Religiosos y Obras de la Iglesia de Madrid. Todos con  sensibilidad pastoral acudieron a la llamada que se había hecho a un magno lanzamiento  pastoral y de evangelización desde la  Diócesis madrileña. Y cundió la llamada tanto para acudir a las necesidades pastorales en el casco viejo de la capital, como para acompañar a las nuevas poblaciones en los continuos ensanches y extensiones hacia fuera, lo que comúnmente se ha llamado  el extrarradio de la ciudad.

La Diócesis de Madrid tras una seria reflexión práctico-pastoral muy bien sopesada, llegó a descubrir a tiempo la necesidad de repatriar muchas de las fuerzas que trabajaban fuera de sus fronteras: sacerdotes, misioneros y misioneras, religiosos y seglares, y en general todas las instituciones con carisma evangelizador, para concentrarlas  volviendo ahora sobre nosotros mismos y olvidando por un poco de tiempo el campo misionero de Hispano-América.

Una vez replegadas estas fuerzas espirituales dentro de las propias fronteras, el nacimiento de la parroquia de san Gerardo hay que verla como respuesta a esa llamada. Se trata fundamentalmente de razones pastorales y de afanes evangelizadores. Toda esa movilización, con la perspectiva que nos da el paso del tiempo, hoy nos parece una magnífica acción conjunta del clero regular  y religioso para implicarse en la magna acción pastoral de la Diócesis.  Fue “el todo Madrid”  el que se puso  en estado de misión permanente.

 

Plegando las  velas

Durante muchos años, la Iglesia en su totalidad, y muchas de las instituciones religiosas de la Iglesia en España, con muchos de sus miembros, habían vivido volcadas de lleno en la Evangelización de Hispano-América; era como un reto que, adelantándose en muchos años al mensaje de Juan Pablo II para Europa: << es necesaria una segunda evangelización de Europa >>, en este caso, el reto se había asumido ya en la diócesis de Madrid. Muchas Instituciones religiosas, muchas personas también individualmente, habían gastado sus energías y desgastado sus vidas anunciando el mensaje del Evangelio en  América. En ese momento  se  había llegado a un cierto impasse evangelizador, y como si dijéramos, a un cierto estancamiento en la evangelización fuera de nuestras fronteras.

Estas motivaciones apostólicas crearon grandes inquietudes misioneras.  No olvidemos que estamos a comienzos del año 1966. Un momento de gran inquietud desde el punto de vista del apostolado y de la  pastoral en general y de la diócesis de Madrid en particular. Se había creado una formidable expectación  entorno a un movimiento de opinión católica con relación al Plan Pastoral del Gran Madrid, promovido por el Excmo. Sr. Arzobispo de Madrid, D. Casimiro Morcillo.  Es un plan pastoral global y de gigantesca  envergadura. Se trata de un serio lanzamiento de la creación de “ nuevos templos” para Madrid. En esencia, se trata de la creación de un gran número de nuevas parroquias en el centro, aprovechando las iglesias de los religiosos y creándolas parroquias, con el compromiso expreso de estas parroquias de “ apadrinar” alguna otra nueva parroquia en la periferia de la capital de España.

Para conseguirlo, no se ahorraron esfuerzos, se le dio gran publicidad, se estudió  la situación con una seria planificación a gran escala, y una vez hecho técnicamente el estudio, se consiguió integrar en ese movimiento a todas las fuerzas vivas de Madrid.  Desde primerísima hora, se contó con la doble aportación tanto de la cooperación personal, como de la aportación económica y generosa  de las Ordenes y Congregaciones Religiosas. Todo eso al fin ha sido valorado sociológicamente como un magnífico plan  pastoral y con evidentes resultados.

Los Redentoristas reaccionaron con gran sensibilidad pastoral y se sintieron urgidos y se unieron desde el principio muy gustosamente a la hora de afrontar este reto que se les ofrecía colaborando en el nuevo proyecto apostólico y pastoral. Ellos ya contaban con la experiencia de la Parroquia del Perpetuo Socorro en el centro de Madrid, de la calle Manuel Silvela 14, que en esas  fechas ya funcionaba como una más de las muchas parroquias de Religiosos de la capital. Era un gran reto del que se esperaba  mucho y en el que se respiraban muy profundamente  los nuevos aires conciliares de la gran Asamblea ecuménica que acababa de terminar.

En lo político reinaba en España una estable paz interior, tensada ocasionalmente en las alturas por la explosión industrial a la que España se había vinculado apasionadamente. Se fomentaban grandes sueños, se abrigaban muchas esperanzas en todas partes, y un sano optimismo lo invadía todo, empeñados en hacer las cosas tan bien como nunca hasta ese momento se habían conseguido  hacer en la pastoral global de una gran ciudad como Madrid.

Los aires renovados y renovadores habían calado muy adentro en la Provincia Redentorista de Madrid. Las grandes empresas misioneras y apostólicas por  tierras de América habían quedado estacionarias y habían entrado como en estado de estabilización. Y se había creído que había llegado  el momento más adecuado para abrir nuevos frentes de apostolado  y de evangelización;  pero esta vez, de fronteras adentro.

Además todo este poderoso movimiento apostólico  coincide con un momento en lo pastoral muy rico en la Provincia y en vocaciones muy fecundo en la vida religiosa. Son muchos los que se han sentido llamados y muchos los que han respondido. Coincidiendo igualmente con este momento histórico, están tomando gran  auge las misiones populares, y los redentoristas para entonces podían contar en sus filas con un número grande de miembros muy valiosos y cualificados que podían poner sus manos a la obra.

Se vive muy intensamente este momento, y se vive también una gran inquietud renovadora  del estilo y del contenido de la misión popular redentorista tradicional. Ahora no se ofrece una misión popular en  las parroquias o en una  zona,  sin antes estudiar bien a fondo la situación religiosa, sociológica y sin hacer una estudiada planificación del campo a misionar. El estilo de predicación y el contenido del mensaje ha sido sometido a una reflexión muy seria a la luz del Concilio Vaticano II,  que ha supuesto un impulso renovador muy fuerte en todos los campos: en la liturgia, en la pastoral, en la evangelización.

Los redentoristas se habían apuntado con envidiable rapidez  para ponerse en onda con los tiempos, y sus dirigentes habían  captado claramente que la parroquia podía ser, sobre todo  en el momento presente, uno de los grandes puentes movilizadores de los nuevos aires renovados y renovadores de la vida de la Iglesia.  La pastoral parroquial fue  consideraba y fue vista como  un enlace de  acción coordinada, sin perder para nada el dinamismo del propio carisma misionero redentorista.

 

Nace una nueva Parroquia

En esta coyuntura histórica  comienza a tomar cuerpo la idea  de una nueva fundación, primero; y más tarde, en lugar de una solamente, de dos nuevas parroquias en la periferia de Gran Madrid, tal como le habían quedado asignadas a los Redentoristas en el reparto de la diócesis; y sitas las dos parroquias en la parte occidental de Madrid, en los Altos de Carabanchel.

La Provincia apoyó en asamblea provincial este proyecto y comenzó por hacerlo eficaz con una generosa aportación económica inicial. La fundación  del “ Camirro”  que se había previsto fuera a parar a la construcción de una nueva parroquia en la Plaza de Castilla, donde ya el “ Camirro” había invertido un millón de pesetas, quedaba desde ahora destinada  a la creación de la nueva parroquia en “Ciudad de Parque  Aluche”, esta inyección económica, engrasaría un poco más la marcha de las dos nuevas parroquias que se iban a abrir en Madrid.

En una visión un poco general de la zona asignada para la creación de las dos nuevas parroquias en esta periferia occidental de Madrid, el juicio de los protagonistas de primera hora nos resulta bastante optimista, y lo afirman expresamente en los siguientes términos: la asistencia religiosa de las gentes asentadas en estos terrenos, era buena y la gente estaba ya atendida. Pero a medida que se intensificaba la labor pastoral, cada día más afloraba un fermento de vida espiritual con el que ya se podía contar como materia prima. Así se veía sin entrar en más profundidades la situación religiosa de la nueva parroquia redentorista.

 

Descripción geográfica de  la zona

No tienen desperdicios estas impresiones espontáneas de los comienzos. Hasta las calificamos de muy interesantes y reveladoras para la historia en su doble descripción geográfica y demográfica, que nos han dejado los que primero pisaron esta zona para fundar la parroquia. La descripción geográfica va acompañada de un plano elemental hecho a mano y que se nota que ha sido hecho para uso personal privado, sin escuadra ni cartabón, pero es sumamente interesante. No olvidemos que nos encontramos en 1966 y en la zona periférica, entonces muy periférica, occidental de Madrid.  Ellos podían hablar con toda la razón que les asistía, pues lo visitaron una y otra vez y  conocían los límites de su demarcación, a las mil maravillas. Uno de ellos dice que “ lo conocían todo de memoria”. 

Por curiosidad y hasta por un poco de morbo también, nos   intriga conocer el estado en que se encontraba la zona y más en concreto, nos intriga detallar los escasos núcleos de  población existentes en ese momento. En el plano sobre el papel, las parcelas y los solares ya estaban marcados, y señalados con letras mayúsculas y con un número identificador de la parcela; así había quedado ya comprendida la que hoy es  zona de la parroquia de San Alfonso, y la zona de la actual parroquia de San Gerardo. En sus inicios se trataba de una sola unidad territorial  hasta el momento de su desgajamiento de las dos parroquias. Los núcleos de población eran los siguientes: ( planos y explicación p.42 ).
 
1.- Caja de Ahorro de Madrid, terminada y funcionando.
2.- Las Tres Torres que dan a la calle Illescas ( llamadas vulgarmente ) torre gris, torre roja y torre amarilla; o las tres Torres D.
3.- La casa de ladrillo visto, en calle de Maqueda 1 y 2 ( llamadas vulgarmente torres G. 4. )
4.- La Casa Gris de Maqueda 12, ( llamada Torre F).
5.- Los Siete Bloques Blancos de Maqueda ( llamados comúnmente ) A y B.
6.- Detrás de la Caja de Ahorros de Madrid existían varias casas viejas del antiguo poblado de Campamento. Asimismo, un grupo de casas viejas al arranque  de la calle Illescas.
7.- Estaban en construcción los bloques de Copasa, después de la vía…
8.- En julio de 1966 se comenzó Copisa los bloques a mano derecha y mano izquierda de la vía.
9.- En agosto 1966 comenzó la construcción de Baleares.
10.- En 1967 se comenzó el Grupo de Correos frente a las Islas Baleares..

No era en 1966 ni mucho menos una zona de reclamo para la población, ni tampoco parece que ofrecía demasiado atractivo para los constructores, ni motivo de tentación para las parejas de jóvenes que buscaban piso en los alrededores de la capital. Una idea de lo poco valorada que estaba la zona la tenemos en la tasación que se hacía del terreno edificable: se comenzó vendiendo a 31 pesetas el pie de terreno edificable….hasta llegar al precio actual de los terrenos hoy, o al precio del alquiler de un piso en “Ciudad de Parque Aluche”.  La imagen que ofrecía esta zona fue simple y llanamente calificada de “  sensación  penosa….”   Queda dicho todo y era 1966.

 

Ya tiene su Titular
 
Toda parroquia es conocida siempre por el titular o por el nombre que se le ha puesto; esto es como si todas las parroquias hubieran sido bautizadas y hubieran recibido un nombre de pila en el día de su bautismo. Llevan el nombre de un Santo, de algún titulo  de Jesús, de alguna advocación de la Virgen o  de alguno de los misterios de nuestra religión. Al hacerse cargo los redentoristas de las dos parroquias de periferia, lo tenían claro: una llevaría el nombre de su Fundador: san Alfonso;  y la otra el nombre  de San Gerardo, hermano redentorista no sacerdote; ambos santos, y ambos, Fundador y Gerardo, uno de los primeros en seguirle, igualmente unidos en vida y en santidad.

San Alfonso

San Alfonso María de “Liguori” ( en versión española, de “Ligorio” )  ( 1696 – 1787 ). Doctor de la Iglesia, Fundador de la Congregación del Santísimo Redentor. Abogado de prestigio; sacerdote modelo, sintió su alma desolada ante la ignorancia  religiosa del obrero de entonces; misionero celosísimo se metía entre la gente más pobre  para evangelizarlos con verdadero amor de padre; apóstol de los pobres, recogió a los abandonados. Obispo santo, predicó como misionero, reformó como asceta,  y vivió siempre con austeridad edificante. Asombra por la cantidad de obras que escribió, entre ellas, la Teología Moral, su obra cumbre. Hombre Santo y Sabio al mismo tiempo. Ha sido,  en frase de Walsh. el “ más ilustre de los héroes de la fe en el siglo XVIII”.

San Gerardo

San Gerardo Ma. Mayela: ( 1726 – 1755 ). Nace en Muro (Italia ) el 6 de abril 1726. Se queda pronto huérfano de padre, se coloca como aprendiz  en una  sastrería. Luego pasa al servicio de su Obispo. No está satisfecho y busca más. Cuando tiene 23 años oye la predicación de los redentoristas  en su pueblo y esto le confirma más aún en su deseo de hacerse redentorista en calidad de hermano coadjutor. Se va con los misioneros pero  antes de salir de casa, le deja una nota a su madre diciendo “ me voy a hacer santo.”  No se le consideraba apto  para aguantar una vida de tanta  austeridad. Pero luego como redentorista Gerardo se siente feliz, y así hasta el final de su vida. Gerardo vive un período muy intenso de experiencias misioneras. Las grandes obras misioneras realizadas en esa época van acompañadas por una serie de duras pruebas; extenuantes marchas a pie o en borrico junto a los misioneros, aridez de espíritu, y una infame calumnia que le privará por algún tiempo de recibir la Eucaristía. En agosto de 1755 regresa a su querido santuario de Materdómini,  ( Italia ), el santuario mariano que tanto aprecia. La tuberculosis se agrava, y dos meses más tarde, su vida terrena termina en la soledad de una habitación al alba del 16 de octubre 1755.  Su vida es sencilla y breve, 29 años, de los cuales seis en la vida religiosa, tejida de hechos extraordinarios, en una clara expresión del amor de Dios y de la respuesta de Gerardo a la acción del Espíritu Santo en su vida.

Los Redentoristas

Los redentoristas fueron fundados por san Alfonso el 9 de noviembre de 1732. Tienen como fin, a parte de la santificación personal de sus miembros, el anuncio del Evangelio en las propias iglesias; y fuera, en misiones populares y en  actividad misionera con preferencia entre las gentes más abandonadas, aunque no en  exclusivo de su apostolado misionero.

Los redentoristas siguen fomentando intensamente el estudio y la  enseñanza de la Teología Moral también hoy, siguiendo los pasos del Fundador, y lo hacen principalmente, por medio del Instituto Superior de Ciencias Morales y Sociales. Los redentoristas han tenido grandes figuras de hombres sabios en este campo de la moral, en todos los tiempos, también en nuestros días brillan con luz propia:  Bernad Häring o Marciano Vidal….. Entre otros hijos ilustres podemos contar a Gorosterrazu, con su obra premiada por la Academia de la Historia; Luis Fernández de Retana: premiado por la Academia de la Historia por sus obras de seria investigación “ Cisneros”… Isabel la Católica y Felipe II… Segundo Rodríguez, por su obra, una de las más completas y más originales de la gramáticas hebreas que se conocen. Adrián Simón, autor de dos volúmenes de Prelecciones Bíblicas sobre el Nuevo Testamento; Juan Prado que completa a Adrián Simón, con un tercer volumen de Prelecciones Bíblicas; Ramón Sarabia, el gran misionero y charlista excepcional de su tiempo… etc. etc..

En el mundo de la difusión del libro religioso, sobre todo se han especializado en publicaciones de tipo pastoral, por medio de la Editorial del Perpetuo Socorro, en la calle Covarrubias 19 de Madrid. Y la revista redentorista de divulgación religiosa, revista mariana por excelencia, conocida con el nombre de “ Icono” o Perpetuo Socorro, para dar a conocer y fomentar la devoción a María, la Madre del Señor….

 

CAPÍTULO 2º: LA SENCILLEZ   DE  LOS COMIENZOS

Como todos los comienzos en general, la parroquia de san Gerardo tuvo unos comienzos muy humildes y sencillos durante toda su infancia pasada en la Colonia de la Base Aérea de Cuatro Vientos. Algunas alegrías que no todos los comienzos pueden contar con ellas, era tener ya en sus inicios los ornamentos sagrados imprescindibles para poder ejercer desde el primer día los servicios religiosos con el pueblo de la Base Aérea. No  estaba la parroquia como una tabla rasa, sino que se habían podido usar los mismos ornamentos sagrados que había utilizado hasta el presente el Capellán Castrense de la Base Aérea cuando asistía a la comunidad los domingos y festivos.

Con bien poco se podía comenzar a echar a andar la parroquia. Más reconfortante fue el poder contar también con una pequeña comunidad cristiana practicante de personas religiosas y buenas Es la maravilla del Espíritu de Dios que sopla donde quiere y cuando quiere, y su espíritu es el que ha sostenido y alimentado a este “pequeño resto de Israelitas piadosos” mantenedores constantes de su fe vivida y sostenida en toda circunstancia próspera o adversa, por el fuerte testimonio de su vida. Nunca se podrá agradecer lo suficiente la asidua colaboración del   Hermano Marista que acudía habitualmente y animaba los actos de culto; y menos olvidar al  pequeño coro de niños cantores de la parroquia. Así, nada más llegar, el nuevo párroco pudo celebrar con ese reducido grupo de feligreses el Triduo de Semana Santa y hasta se atrevieron a tener “ Hora Santa” y  “Vela Nocturna del Jueves Santo”.

Desde los inicios de toda esta historia, D. Joaquín, Capellán Castrense de Cuatro Vientos, merece un capítulo especialmente destacado por lo que supuso su colaboración y su impulso personal. D. Joaquín quedará para la historia de la parroquia, como una de las personas que más aliento le dio desde sus comienzos, y que mejores relaciones mantuvo con los redentoristas de la Base Aérea. Él mismo se puso personalmente a la entera disposición  del proyecto de parroquia.

 

La planta que crece

La humilde viña del Señor en la Colonia de Aviación va creciendo día a día,  y con la familia que aumenta, también la necesidad de más espacio. Como en cualquier familia, el pisito es capaz  para el matrimonio y un hijo, y algunos pisos  hasta para más hijos.  Pero en el momento que llega la familia a un punto de crecimiento, ya surge el proyecto de mudanza en busca de otro piso más amplio. La pequeña comunidad cristiana de la Colonia de Aviación de la Base Aérea no iba a ser menos: gracias a Dios va creciendo el número de personas que acuden cada domingo a la escuela-capilla, se multiplican los horarios  de culto y la nueva parroquia en su crecimiento normal comienza ya a  hablar de mudanza.

En días ordinarios la escuela-capilla podía ofrecer suficiente servicio, se tenían los cultos en una de las salas de la escuela, esa era la capilla tan familiar a todos. No muy grande, pero podía cumplir satisfactoriamente; el problema era  los domingos o días festivos,  pues resultaba insuficiente y muy incómodo. Urgía una solución y urgían nuevos proyectos, pues las misas de los domingos y días festivos se celebraban en el comedor del colegio y en sus aulas adjuntas.

El Teniente Coronel D. Antonio tenía calculados, planteados los planos de un nuevo templo con presupuesto a cargo, en parte del Ministerio del Ejército, y en parte, a cargo del Arzobispado de Madrid.  Pero en el Arzobispado se apreció demasiado templo, y que algunos detalles relativos a la propiedad y a la responsabilidad económica, no quedaban bien definidos ni suficientemente claros. El Obispado fue dando largas al asunto sin comprometerse demasiado en serio en nada concreto, y por este motivo, todas las tramitaciones y todos los pasos anteriormente dados, fueron aparcados o dejados en vía muerta.

La Iglesia-escuela pronto tuvo ocasión de lucirse en una  celebración solemne, y esa ocasión fue la celebración de las  primeras comuniones en la escuela-iglesia, ya con la categoría de parroquia de san Gerardo. Hermosa fiesta y muy familiar celebrada en el patio del colegio y con invitación y  asistencia de las autoridades civiles y militares de la Colonia. Se trata de un pequeño  recuerdo que se sigue conservando entre los pequeños  recuerdos de ese 19 de mayo de 1966.

Para las fiestas de la Pascua de la Resurrección del Señor se había comprado la Pila Bautismal que además del valor real de la adquisición, se le añadía un segundo valor y éste era “ afectivo” pues era fruto de la primera colecta que se hizo en la Colonia para la nueva Parroquia. Pronto se le vino a añadir una nueva alegría más, por el hermoso regalo de un cáliz y de un copón que le llegaba como detalle y atención de su “madrina” la “parroquia madre” de la casa del Perpetuo Socorro de Madrid. ( 1966 )

El párroco de San Gerardo  toma posesión en un día bien señalado. El Domingo de Ramos en la misa de las 11 de la mañana predicó D. Ricardo Blanco, Vicario General de la Archidiócesis de Madrid; y, a continuación, leyó el Acta del nombramiento como párroco de San Gerardo, D. Abelardo, Coadjutor de la de  san Pedro de Carabanchel, en presencia de las autoridades civiles y militares y autoridades  religiosas castrenses. ( 1966 ).

Con la creación de un pequeño despacho parroquial dentro del Colegio, un armario-ropero de una habitación cualquiera, que sirvió de archivo para los libros parroquiales y los libros de servicios religioso, improvisando un día sí y otro día también, y tratando de aprovisionarse de todo lo necesario para el culto del templo, aún se seguía pensando en otro espacio para las celebraciones religiosas. También los sacerdotes redentoristas estaban tratando de trasladarse a vivir de una manera permanente en la Colonia de Aviación.
 
Y en diciembre de 1967, se comenzó a vivir de una manera estable en una casa cedida por el Ministerio del Aire.  Ya no es necesario el ir por las mañanas y volver por la noche cada día, de Campamento a la Base Aérea de Cuatro Vientos. La presencia de los redentoristas se hizo notar en la  Base Aérea de Cuatro Vientos. A los pocos meses de estancia, a primero del mes de enero de 1967, el padre redentorista Benigno Colinas recibe del Arzobispado, el nombramiento de Arcipreste de San Pedro de Carabanchel. El Arciprestazgo es de los más reducidos, solamente tres parroquias: parroquia de san Pedro ( del clero secular); de san Gerardo María Mayela ( de los redentoristas ); y de Santa María M.I. ( de los Marianistas). Es el primer Arcipreste que se conoce en la Provincia Redentorista de España. Poco disfrutó de los honores de Arcipreste de san Pedro de Carabanchel, pues  en los nombramientos del 30 de junio  de ese mismo año 1967,  Benigno Colinas queda nombrado Superior y Director del Colegio Redentorista de Santa Fe en Granada.

 

 

CAPÍTULO  3º:   LA RESIDENCIA-VIVIENDA   DE  LA PARROQUIA

Los redentoristas llegaron a la “ Ciudad de Parque Aluche” llenos de ilusiones y ligeros de equipaje; un poco a “  tumba abierta”. En el lenguaje de hoy, los podríamos llamar  los “ sin techo”… Carecen de templo parroquial,  carecen de vivienda, escasos de fondos en los bancos nacionales. “ Nada te turbe, nada te espante…” Eran momentos de preocupación y de inquietud. Y siempre se repite la misma historia, en cualquier parte, y de  cualquier manera, sigue agazapada la providencia que se encarga de echar un cable.  En esta ocasión, la providencia surgió y  con nombre propio. Su nombre era: “el señor Tomás”.

El “señor Tomás” sin más, se iba a convertir por antonomasia en el hombre-providencia que tanto contribuyó en los primeros pasos dados en busca de residencia-vivienda. Con sus pistas se llegó a descubrir  que el portal número 4  de la Avenida del Padre Piquer, el 3º D. estaba desocupado, había quedado libre. Nadie al llegar a la zona podía pensar que el portal número cuatro y piso tercero derecha, se iba a convertir en una pequeña Betania para los redentoristas recién llegados a la zona en su andanza pastoral y misionera. Y por este camino tan sencillo el portal número cuatro, y  piso tercero derecha, entra a formar parte esta historia redentorista.

El piso dependía  de la << Junta de Compensación de la Caja de Ahorros de Madrid >>.  Su presidente era D. Florentino Martínez ( tan conocido luego como “ Flomar”;  un fuerte empresario que mantuvo tan buenas relaciones con la parroquia  y con los redentoristas );  y Consejero, D. Alberto Martín Artajo, que sería con el tiempo, el gran Ministro de Asuntos Exteriores de España en tiempos de Franco.  Sin grandes protocolos se estampó la firma de la compra de la casa en que se instalaría la Comunidad redentorista.

A la << Junta de Compensación de la Caja de Ahorros de Madrid >>, también se le debe el favor de  la cesión de un bajo de la Caja de Ahorros de Madrid, que bien dispuesto serviría de improvisada capilla y se convertiría en germen de la floreciente comunidad parroquial de San Alfonso Ma. de Ligorio de hoy en Campamento. Cedido a título gratuito, y por tres meses, a partir del uno de marzo de 1966 en que se pensaba poder disponer de otro espacio. No fue posible terminar las obras en el plazo prefijado, y la cesión se prorrogó otros tres meses más.  Este local de la Caja de Ahorros de Madrid fue durante meses el primer templo no oficial de Campamento.

A partir del 6 de febrero de 1966, el piso queda irreconocible, limpio, aseado, arreglado con el gusto y cariño de las manos femeninas de las cuatro jóvenes de la Asociación  de las << Zitas >> ( Asociación de las empleadas de hogar y cuya patrona es santa Zita ) de la Parroquia del Perpetuo Socorro. No podía seguir siendo todo tan ideal, y se puede temer de todo. La puesta en forma del piso era  un primor, no había pasado nada malo, todo invitaba ahora a poner la guinda.  ¿ Por qué no vamos a poder soñar con algo tan bien hecho que nos parezca que ha sido un sueño ?.  ¿ Quién duda también de que el diablo nos pueda enredar las cosas, aún las cosas hechas con la intención más inocente y pura ?.

Por no ser excepción también en esta ocasión lo enredó y  lo enredó tan bien, como sólo el diablo sabe hacerlo. Desde el centro de Madrid llegan temprano los nuevos vecinos del 3º D. al día siguiente con la frente muy alta y  sacando   pecho, orgullosos y contentos; se creían ingenuamente que los vecinos de los otros pisos estarían  muy de mañana esperándolos en el vestíbulo de la finca para hacerles el paseíllo de honor y darles la bienvenida.

Y vaya si estaban en el vestíbulo esperándoles, pero no todos los vecinos, sino únicamente uno, el vecino del piso de abajo que se les quedó mirando con ojos interrogantes y llenos de  sorpresa para decirles de forma muy correcta: ¿ qué nos habéis hecho ?. Toda la noche la hemos pasado en vela, moviendo muebles achicando el agua, nuestro piso está inundado. Fue la primera novatada de los nuevos vecinos, y no sería la única, para recordarla y tenerla siempre fresca en la memoria. Con las emociones del día se habían ido dejando un grifo abierto.  Hoy nos reímos con humor, pero no estoy tan seguro de que se rieran con ese mismo humor complaciente ni los redentoristas en el estreno de su piso; ni los vecinos de abajo, con su piso convertido en piscina.

La vida en el piso llegó a convertirse en  rutina: preparar el desayuno, barrer con esmero el piso, dejar todo aseado, y cada cosa en su sitio pues en el momento menos esperado se podía acercar la vecina de enfrente, o la vecina de arriba, y las comparaciones y los piques de amor propio también cuentan entre los hombres. Y si además son vecinas muy señoras, muy aseadas y relimpias, como las vecinas del 4-3º D.  de Padre Piquer, los nuevos inquilinos no iban a desentonar del grupo. Y así, todos tuvieron la oportunidad de irse convirtiendo poco a poco en pequeñas  Martas que se metían en la cocina y servían, y la casita comenzó a parecerse un poco a la auténtica  “casita de Nazaret”… muy humilde, pero muy entrañable.

 

En busca de otros aires

Parte de la comunidad de redentoristas que ha vivido todo este tiempo en Avda. P. Piquer 4-3º D. anda de mudanzas y en busca de nuevo refugio más cercano a su lugar de trabajo y dentro de los límites de la parroquia. Al poco tiempo de comenzar a buscar en la Colonia de la Base Aérea de Cuatro Vientos, ya tienen casa propia en la misma Colonia de Aviación donde van a trabajar. Tienen que abandonar, no con excesivo dolor, el primer domicilio que tan bien les había acogido desde el primer momento de su llegada al barrio de “Ciudad Parque Aluche.” Pero las circunstancias se imponen y hay que salir en busca de nuevos aires.  

Con sus escasas pertenencias personales y con muchos libros salen en dirección de Cuatro Vientos párroco y dos colaboradores más. No sin antes mirar atrás para darle su adiós a su primer refugio.   En la Colonia de la Base Aérea de Cuatro Vientos les resultó relativamente fácil encontrar vivienda. Su presencia entre los parroquianos, a partir de ahora, ya va a ser constante y  cercana. Más complicados resultaron ser los pasos dados en busca de local adecuado para la parroquia.

La parroquia en la Colonia de Aviación de Cuatro Vientos, desde el comienzo podía contar con unos reducidos locales, simplemente con continuar celebrando los cultos en el Colegio de la Colonia. El local no era muy interesante para los fines a que se dedicaba y había que pensar en algo para el futuro como templo definitivo. Mientras tanto, se podía vivir de emergencia con un reducido despacho-sacristía dentro del mismo colegio y la vida de la parroquia puede entrar en unos cauces de estabilización. Se intentó hacer lo mismo con el fin de lograr un local similar en la Colonia de Juan XXIII pero fracasó. El Presidente y el Secretario de la Comunidad de vecinos acogió la propuesta con mucha frialdad. Y el primer impulso de apertura de un nuevo local como capilla, se quedó en eso: en impulso.

A partir de abril de 1967 el equipo parroquial de la parroquia de san Gerardo, para estas fechas ya estaba formado de párroco y dos coadjutores parroquiales, deja su primera vivienda en la Avda. P. Piquer 4-3º D. y se traslada a vivir de una manera fija y permanente en una casa dentro de los límites de la parroquia, entre otras razones, para estar más cerca de los feligreses. Hay que reconocerlo serenamente, también se impuso el hecho de lo pesado de su desplazamiento diario desde Campamento hasta el comedor  de los Oficiales de la Base y con su estricto horario militar.
 
Nueva mudanza de casa-vivienda y local parroquial de San Gerardo. Desde un comienzo se ha andado a vueltas con la vivienda de la parroquia. La facilidad con que se monta la vivienda y la facilidad para desmontarla. Sin querer acude a la cabeza el texto de Isaías ( 38,12 ): << Mi morada es arrancada, lejos de mí arrojada como tienda de pastores.  Como un tejedor enrrollas tú mi vida, cortando la trama >>.  Esta vez la mudanza de la tienda de los redentoristas y de los locales parroquiales es “enrrollada” en dirección de “Ciudad Parque Aluche” en Campamento. En la planta última del pabellón del colegio Gamo-Diana, la “ tienda es desenrrollada” y es plantada como nuevo domicilio parroquial.

Actualmente esta última planta del Colegio Gamo-Diana ha sido habilitada, una parte, para salas de laboratorio para los cursos de Bachillerato; y otra parte, para aulas que ahora ocupan los alumnos de cursos de diversificación, juntamente con lo que fue en un comienzo sala para profesores.. Este fue el nuevo domicilio de los redentoristas hasta la adquisición de los pisos en calle de Maqueda 60 5ºC y D.

 

CAPÍTULO  4º: 
REDENTORISTAS QUE TRABAJARON EN LA PARROQUIA

 

Redentoristas que han trabajado con plena dedicación en la parroquia de San Gerardo en su primera etapa:

Benigno Colinas ( 1966 )
Javier Elizari Basterra  ( 1967 )
Justo Sánchez Sánchez  ( 1967 )
Pedro Alarcón Herreiz ( 1967 )

Redentoristas que han trabajado  a tiempo parcial:

José-Luis Martínez Estefanía ( 1966 )
Manuel  A. Bernabé  Terreros ( 1966 )
Felicísimo González Arnáiz ( 1966 )
Pedro Pérez Nuñez ( 1966 )
Eladio García García ( 1966 ).
Santos Paz Uña ( 1966)
Argimiro Cabezas ( 1978 )

 

RESUMEN  DEL  PRIMER AÑO  DE  LA FUNDACIÓN  DE  LA PARROQUIA

12 de enero de 1966: firma de la compra del piso  en Avenida Padre Piquer 4-3º D.
12 de enero  1966: encargo de la fundación de la nueva parroquia de san Gerardo.
11 de abril 1966: Toma de posesión de la parroquia de San Gerardo en la Colonia de Cuatro Vientos.
16 de abril de 1966: primera noche pasada en el piso de P. Piquer 4-3º D.
17 de abril de 1966: inauguración oficial del nuevo templo.
3 de agosto de 1966: nombramiento como Arcipreste de Benigno Colinas del Arciprestazgo de San Pedro de Carabanchel.
16 de abril de 1967: estreno de  vivienda en la Colonia de la Base Aérea de Cuatro Vientos.
27 de septiembre 1972:traslado de la Parroquia a “Ciudad Parque Aluche”.

 

IIª   PARTE: 
EDAD JUVENIL: 1972-1976
La Parroquia en  “Ciudad Parque Aluche”

Gobernando en España:
Francisco Franco Bahamonde

En la Sede Arzobispal de Madrid:
D. Vicente Enrique  Tarancón.

Provincial de los Redentoristas:
Adelino Mª García Paz

 

CAPÍTULO 5º: DE NUEVO EN LA ESCUELA-IGLESIA

También  en “Ciudad Parque Aluche” había que buscar local para convertirse en la casa de Dios, hasta que se levantara un nuevo templo como Dios manda. Este templo improvisado tenía que ser por fuerza provisional, pero la provisionalidad iba a durar varios años. El local elegido para templo provisional era la amplia sala que funcionaba en el colegio para sala de Gimnasio. Ocupaba todo el espacio que hoy el colegio Gamo-Diana ha convertido en aulas para primero de Bachillerato. En lugar de los bancos tradicionales de una iglesia, los asientos eran sillas plegables que se extendían por el día y se replegaban por la noche al terminar el día.  Este es el lugar escogido como templo de Dios hasta el día de la inauguración del que sería ya templo definitivo. Es el templo actual.

No consta en la agenda de noticias la reacción de los redentoristas ni tampoco la cara que les pondrían al mensajero que en esa mañana del quince de noviembre de mil novecientos setenta y dos, les traía el mensaje nada agradable, el párroco de San Roque. Yo lo he titulado pensando en mi reacción de haber sido testigo “como un jarro de agua fría”… La parroquia volvería a vivir de nuevo unos años más como escuela-iglesia. Al cesar en la Base Aérea de Cuatro Vientos y trasladarse a “Ciudad Parque Aluche” el lugar escogido serían de nuevo las aulas de un colegio: Colegio Gamo-Diana.

 

Como un jarro de agua fría

Así me la imagino yo la llega a  la comunidad del párroco de San Roque, con un pliego en la mano y con la noticia de que la parroquia de san Gerardo no sería desmembrada, pero con una condición,  y eso, lo repite, que quede bien claro, no se desmembrará la parroquia de san Gerardo, más eso tiene un precio y yo creo que ese precio fue muy alto; el precio es que los redentoristas renuncien clara y abiertamente a la que ha sido hasta la fecha la segunda parroquia redentorista, que es la actual parroquia de San Alfonso de Campamento. Las dos  nuevas parroquias habían sido aceptadas por  los Redentoristas con fecha de 1966, y las dos habían quedado firmadas en el mismo contrato por parte de los redentoristas y por parte del Obispado de Madrid. Y las dos inauguradas en el mismo día. ( 17 de abril 1966 ).

 

Comienza la construcción del nuevo templo

El 15 de octubre de 1972 tiene lugar el comienzo oficial, a todos sus efectos, de la nueva parroquia de San Gerardo, desgajada de la parroquia de San Alfonso. La intención era muy buena, y todos lo veían así, como cosa lógica: pero el de arriba no estaba muy de cuerdo y es que no siempre los planes de los hombres son los planes que se llevan a cabo, pues se entrecruzan también los planes de Dios, como en este caso, y no siempre concuerdan.

La intención era excelente como fecha de inauguración: el día de la fiesta de san Gerardo, pero no se pudo llevar a cabo. La segunda propuesta era adelantar un día la inauguración, y que fuera el día 15 de octubre, y no la fiesta de san Gerardo. Así se pretendía dar un mayor relieve y que fuera considerado de verdad como “acto fundacional” la inauguración de este día… y sirviera para los fieles de la parroquia, como punto de memoria del futuro para las venideras  generaciones.

Con el fin de poder cubrir ya desde un comienzo los gastos que suponía el levantar una nueva parroquia, con su capilla para los días de diario, se programó lanzar una gran colecta con la finalidad de cubrir los gastos de la adaptación del local de la nueva capilla y demás dependencias (despacho, sacristía, confesonarios...) se hace una colecta que se soñaba que se pudiera calificar como “de colecta monstruo”… no lo fue tal, pero aún así era considerada como “satisfactoria”.

 

A pie de obra

El que espera, o tiene mucha paciencia o se desespera. Y esto no falla. Conociendo un poco la historia, el origen y el crecimiento de la parroquia, nos parece largo el proceso. Sin embargo, cada vez que se arranca una hoja del calendario-taco, cada vez que se siente un latido del corazón, es como un paso más adelante en busca de la meta. Y la meta era poder contar con el nuevo templo lo antes posible. Los redentoristas responsables de la marcha de la Provincia, se han tenido que tomar su tiempo para echar  sus cuentas y sus cálculos. Los técnicos de la construcción se toman también su tiempo y aún hacen mayores cálculos todavía; pero quien de  verdad agota todo el tiempo es la  administración con sus permisos de obra, con sus tramitaciones etc.. El que hubiera soñado por un poco de tiempo creyendo que al siguiente día de haber inspeccionado los terrenos el arquitecto y las partes implicadas y de haber estudiado el proyecto de la obra, la obra se vería terminada, estaba condenado a seguir sufriendo.  Resta aún dar muchos pasos todavía antes de oírse el pistoletazo de salida. Las obras iban cubriendo sus etapas previstas, pero al que las contemplaba le parecía que caminaban muy lentamente.   Paso normal y habitual, según los técnicos de la construcción, pero  pasos excesivamente largos para los que deseaban verlo todo concluido de una vez. No se daría exceso de velocidad, pero tampoco se caminaba a paso cansino.

Ha llegado el momento en el que se vive la sensación de que los acontecimientos se van sobreponiendo velozmente los unos a los otros. Se comienza por dar la noticia de la construcción a los feligreses. Ahora sí; ahora ya se podía hablar en firme de la concepción de la nueva criatura.  Se van dando las noticias como con suspense, y como por entregas. Por sorpresa los feligreses un día son convocados para ser informados; y lo que sólo eran rumores, ahora se convierten en noticia cierta. Se comunica  el proyecto de la nueva parroquia, cómo están las cosas, cómo será la parroquia y cuál será su  emplazamiento en una parte del campo de deportes del colegio. Reina un gran entusiasmo y se percibe optimismo.

Se trabaja con más ilusión conociendo la aceptación unánime que ha recibido por parte de todos. Las malas caras, los convencimientos a medias, han bloqueado o matado muchas obras buenas. Toda obra humana necesita aliento y necesita que se le preste alas sobre todo cuando llegan momentos de desánimo o momentos de duda, pero más en concreto, en momentos de incertidumbre sobre la viabilidad o la oportunidad de la empresa comenzada. La obra ya cuenta con el visto bueno de los responsables de la obra y también con el visto bueno de los que van a ser sus destinatarios: la comunidad parroquial (23 de marzo 1974).

Y a los pocos días también queda expuesta al público la maqueta del nuevo templo. Ahora el tiempo ya no se hace largo, y las cosas corren más de prisa. Sólo habían pasado unos días desde la primera convocatoria y vuelven a ser de nuevo convocados para contemplar la maqueta de la parroquia. Queda expuesta y a la vista de todos los que la deseen ver. La maqueta ha recibido el aplauso y el visto bueno de los que la han visto. Tanto los impacientes que tienen que seguir sufriendo por un poco de tiempo, como los pacientes en su reconocida paciencia, tienen que  esperar hasta verlo todo convertido en realidad (26 de marzo 1974).

 

III. TERCERA ETAPA:
EDAD   ADULTA (1976-2006)

Reinando en España:
Su Majestad D. Juan Carlos I Rey de España.

Ocupando la Sede Arzobispal de Madrid:
D. Vicente Enrique Tarancón

Siendo Provincial de los Redentoristas:
Pedro Pérez Núñez

 

CAPÍTULO 6º: FINALIZANDO  LAS   OBRAS  DE   CONSTRUCCIÓN


Y se puso "la guinda"

La guinda ya se había colocado en los  primeros días del me de octubre, y se hablaba en todos los corrillos de la próxima inauguración de la Parroquia.  Se daba por seguro de que estaba muy próxima la inauguración del nuevo templo, y sólo quedaba sin dilucidar el cuándo y el cómo iba a ser. Todos admitían por buena la fecha, sin duda tenía que ser el 16 de octubre, para hacerla coincidir con la fiesta del Titular de la Iglesia, San Gerardo Ma. Mayela. Lo que parece más evidente, no siempre resulta lo más posible. Y de sobra es conocido el dicho << el hombre propone y Dios dispone >> y en este caso no iba a ser la excepción. No podía ser en la fecha señalada. La razón es que el señor Cardenal de Madrid D. Vicente Enrique Tarancón para esa fecha no estaba disponible; así que la única solución viable era dejarla para una semana más tarde. Mientras tanto se pudo disponer de un valioso tiempo para darle mayor publicidad y darla a conocer en el barrio y a todos los que pudieran  ser feligreses de la nueva parroquia.

Durante el tiempo de prórroga, se repartieron por los buzones la propaganda y las invitaciones; se hizo mayor publicidad y cada uno de la comunidad redentorista se encargó de un sector para buzonear las octavillas. En total, con las octavillas repartidas por los buzones dentro de los límites parroquiales y las repartidas en las otras parroquias, se distribuyeron 30.000 octavillas llevando a todos los hogares el anuncio del feliz acontecimiento de la inauguración de la parroquia. ( 5 de octubre de 1976 ).

 

Primera Misa en el nuevo templo

En los Anales de la historia redentorista, el día 4 de agosto de 1976, quedará para siempre subrayado con tinta roja. Fue un cuatro de agosto,  y sábado para más señas, y es una fecha cargada de emociones para los que tanto tiempo llevaban suspirando por ver este día.  Con  previo acuerdo por parte de todos, sin más preparativos, y tratando de meter prisas en la marcha de las obras, se celebra la primera misa  en la nueva iglesia todavía sin terminar. Llenos de mucho polvo, con los andamios dentro de la iglesia, se lanzaron a celebrar las misas los sábados y los domingos como un previo estreno en estos nuevos locales. << Y la cosa resultó muy positiva >>, así de lacónico es el comentario del redactor de la noticia. ( 4 de agosto, sábado  de 1976 ).

 

Inauguración  del nuevo templo

Este apartado de la “ Inauguración” del nuevo templo, lo voy a recoger plenamente tal como lo encuentro en las crónicas que tengo a la vista; ha sido algo muy esperado para que pasara desapercibido, y no pasó; y  el acontecimiento fue visto así por los cronistas de la época: << Es un acto pleno y multitudinario. La iglesia ya no daba más de sí, todo lleno. La única nave principal con el coro abarrotado y lo mismo la capilla. Viene el Sr. Cardenal D. Vicente Enrique Tarancón, el Vicario de la zona D. Antonio Coeto, el P. Provincial de los redentoristas, varios miembros de la comunidad del Perpetuo Socorro de Madrid, varios también de la comunidad redentorista de Félix Boix, sacerdotes de san Alfonso, y una buena representación de sacerdotes seculares. En un ambiente pleno. Todos concelebramos y la homilía la tuvo el señor Cardenal. El señor Cardenal de Madrid dirigió a la comunidad unas palabras de agradecimiento y de estímulo a seguir trabajando. Y después de la inauguración se tuvo un pequeño ágape en los salones parroquiales. Tanto a la misa como al ágape asisten los directivos de la empresa “Agromán.” Todo ha tenido una feliz coronación. ¡ Bendito sea el Señor >>. ( 23 de octubre 1976 ).

Al cumplirse el primer aniversario de los XXV años de existencia del nuevo templo de San Gerardo, se intentó volver a celebrar con esplendor el recuerdo de esa fecha 23 de octubre 1976. Fue una jornada dedicada por los sacerdotes y por los feligreses, aprovechada en esta ocasión y como clausura de los veinticinco años, que fuera un día grande con una doble finalidad: día de bendición por parte de Dios; día de acción de gracias por la comunidad cristianas de san Gerardo.  De una forma muy especial se quiso hacer presentes a todas aquellas personas que han estado,  trabajando en las diversas tareas, y que han hecho  y están haciendo posible el que hoy esta comunidad parroquial esté tan bien construida de “ piedras vivas.” En esta ocasión la Misa fue trasmitida por Televisión Española en el espacio del “ Día del Señor”. Y presentes en esta solemnidad estuvieron el Provincial de los redentoristas y además, todos los redentoristas que habían sido párrocos anteriormente. Se clausuró la conmemoración del primer aniversario de los XXV años del templo, con una emotiva celebración  previa y con un solemne Triduo en honor de  San Gerardo, Titular de la Parroquia. Con motivo de estos veinticinco años del nuevo templo, la parroquia organizó una excursión a la Catedral de Burgo de Osma ( Soria ) para contemplar la Exposición de las << Edades del Hombre >>.
 
La gran  inauguración del  nuevo  templo.  Como era de esperar, y después de tantas ilusiones vividas, y tantos años de hacerse esperar, por fin en un acto único y multitudinario, a la cita de la inauguración acuden gentes venidas de toda esta zona de Aluche, gentes llegadas de fuera, hasta el punto de que los espacios de la nueva parroquia ya no dan para más, la nave principal al límite, y  ya mucho tiempo antes de la llegada del señor Cardenal D. Vicente Enrique Tarancón, toda la iglesia y la capilla estaban abarrotadas. Son invitados de excepción D. Vicente Enrique Tarancón, el Vicario pastoral de la zona, D. Antonio Coeto, el Provincial de los misioneros redentoristas, Pedro Pérez Núñez, Redentoristas llegados de las comunidades de Manuel Silvela 14, del Santísimo  Redentor de Félix Boix 13, de la vecina y hermana parroquia de san Alfonso y muchos sacerdotes que acuden de otras parroquias y multitud de seglares. Preside la concelebración el señor Cardenal de Madrid D. Vicente Enrique Tarancón, que tiene una hermosa homilía relativa al acto para el que estaba invitado de honor y que estaban pidiendo las circunstancias.  Para remate de la inauguración, la comunidad redentorista ofrece un ágape sencillo a todos los que han participado en la inauguración y de esta manera se ha terminado el día con un poco de picoteo en el salón. (  23 de octubre de 1976  ).

Sabemos que el cortar la cinta de llegada siempre es el fin de meta para el corredor. En la inauguración de una obra pública el cortar la cinta no siempre supone haber llegado a la meta, y poder decir “misión cumplida”…puede ser un acto de lucimiento del personaje que  ha promovido la obra, y también más o menos, es un  momento en que ya la obra se puede declarar oficialmente  en condiciones de prestar debidamente sus servicios al público; pero con tal de que luego las obras se vayan rematando hasta que llegue el momento de poder decir de verdad: “ ahora sí”…

La inauguración ya estaba hecha, pero ahora tenía que comenzar a ponerse en acción el ejército invisible y, anónimo muchas veces, de personas que no van a figurar nunca en la placa de la inauguración, y que son las que darán el toque final para terminar poniendo la guinda; y sabemos que son muchas las personas, cuya cooperación sólo Dios la conoce, pero a todas ellas, los hombres bien nacidos, queremos ser agradecidos, y por todo ello, ya desde este momento les damos las más sinceras gracias. Quedaban los remates de la obra que son los que más lucen, había que dejar las paredes sin una mancha  siquiera, el ladrillo visto bien pulido y limpio, el altar dispuesto, las imágenes de los santos cada uno en su peana Quedaban por delante muchos días de trabajo y de faena.

 

CAPÍTULO 7º:  LABOR PASTORAL

Aunque parezca una verdad de Perogrullo, pero sigue siendo la verdad por antonomasia: los días se suceden unos a otros y los trabajos, a veces sí, y a veces no. El Salmo tres tiene una consideración que me gusta poner aquí pues es muy oportuna para hacernos reflexionar sobre la monotonía de los días y de la vida. Dice el Salmo: << Me acuesto y me duermo.. y me vuelvo a acostar >>. ( Salmo 3 ). Es el ritmo de nuestra vida; son también un poco los ritmos de la naturaleza donde hay día y noche; invierno y verano; mareas altas y mareas bajas; alegrías y tristezas;  entusiasmos y escepticismos; sol y tinieblas >>.

La comunidad redentorista ha seguido trabajando duramente en todos estos años en el doble campo, de la pastoral parroquial y de la docencia, repartiendo su tiempo y su actividad casi a partes iguales. Los cinco redentoristas estuvieron muy metidos en este doble roll del culto de la iglesia y de la docencia en el Colegio Gamo-Diana. Y su dedicación, plena en los dos campos espiritual y docente.

En la parroquia, se ha seguido trabajando seriamente, como en cualquier otra parroquia de esta zona comprometida en la pastoral de barrio, con sus muchas actividades parroquiales y con otras muchas y muy numerosas actividades extraparroquiales.

Ya es habitual, al comienzo de cada curso escolar, ver sentados entorno a la mesa al grupo de sacerdotes para planificar la actividad pastoral de la parroquia y la actividad pastoral del colegio. Normalmente se termina siempre con el mismo estribillo: repartiendo las actividades pastorales en la parroquia y la labor de la docencia en el Colegio Gamo-Diana, según las capacidades y la preparación de cada uno.  Esta actividad docente en el colegio se repite año tras año: religión y materias complementarias de formación religiosa; clases de griego; clases de arte y literatura; clases de religión y la dirección espiritual del Colegio.

La doble tarea de la actividad en el colegio y de la actividad de la parroquia ha sido permanente durante estos años y todos lo han vivido de una manera muy comprometida. Se han predicado muchos ejercicios espirituales en el colegio por cursos normalmente.  La catequesis en todos sus niveles, se ha llevado un gran esfuerzo y mucho tiempo en la  labor parroquial desde sus comienzos. Como botón de muestra, ya en el primer año de funcionamiento de la parroquia se acercaron por primera vez a recibir la Eucaristía 170 niños y niñas. El ciclo de catequesis de infancia comenzó siendo de dos años obligatorios para todos; y actualmente son tres cursos completos. Todas estas actividades pastorales se desarrollaban en la escuela-iglesia del colegio, el salón del gimnasio, hasta la inauguración del nuevo templo.   Todos los domingos se celebraba misa con niños a las 12 horas. La misma atención y el mismo esfuerzo se han empleado en la catequesis de los otros niveles y demás grupos parroquiales de adolescentes y adultos. ( 1973 )

Dentro de la actividad pastoral en el barrio, fue en un momento muy oportuna la publicación de una obra de homilías de dos de los redentoristas que estaban trabajando en la parroquia, Iturgaitz y José Ma. Lorca. El Libro lleva por título “Conversaciones para tiempos fuertes”. Inicialmente el título primero era “Conversaciones ROJAS para tiempos fuertes”; más el editor no lo creyó conveniente y se quedó con el título  que lleva al presente.  Su aparición fue muy oportuna pues poco tiempo después se entraba de lleno en el tiempo fuerte que inauguraba el Adviento y ya se pudo emplear con aprovechamiento por parte de todos los usuarios.

 

CAPÍTULO 8º:  LAS  “ PIEDRAS VIVAS”  DEL  TEMPLO

“Que el Señor nos construya la casa,
que el Señor nos guarde la ciudad;
que nos llene de su riqueza,
que nos guarde siempre del mal.
Si el Señor no construye la casa
en vano e cansan los albañiles…
( Salmo 126 )

A lo largo de estas notas hemos dedicado tanta atención y dejado tan largo espacio a la narración de las obras materiales de la construcción del templo, que se ha podido llegar a crear la sensación de que la única preocupación de los que estaban trabajando en la parroquia era simplemente la construcción material del nuevo templo. Esta más larga narración de la obra material se explica en parte, pues cualquiera que tenga la más mínima experiencia de levantar una obra material hecha de piedras, ladrillo y cemento, conoce los desvelos que esto acarrea, y las noches pasadas en vilo sin pegar los ojos. No a todos se les disparan con la misma intensidad los nervios, pero más de una vez, se nos ha saltado a todos el resorte de nuestro muelle en tensión. Es cierto que se ha vivido con ansiedad todo este tiempo de construcción; y en la agenda de la información la que más páginas ha ocupado en nuestras crónicas. Qué felicidad el día que se pudo fijar a la entrada del nuevo templo y bien visible a todos, la “ cartela” con la inscripción: << viajero, seas el que seas, entra te sentirás bien… etc…).
 
La comunidad de sacerdotes y de laicos más comprometidos, seguían trabajando todos los días en las diversas actividades tanto materiales como pastorales. Su preocupación principal no era únicamente levantar en esta zona de “Ciudad Parque Aluche”  una parroquia de ladrillo y hormigón, sino que todos los esfuerzos han ido dirigidos a crear una parroquia viva, hecha de piedras vivas…como escribió san Pedro en su Carta.

En pleno fervor de la construcción material, y en los comienzos del mes de noviembre de 1977, se encuentran desplazados a este barrio, dos redentoristas que trabajaban a tiempo pleno, en el anuncio de la Palabra por medio de la misión popular redentorista: Gregorio Olano y Vidal Ayala. Su presencia se debía a esta sola razón: hacer el lanzamiento evangélico de pastoral misionera en la nueva comunidad parroquial. A partir del cinco de noviembre de 1977, en todas las misas del sábado y del domingo, se hace llegar a todos los presentes y futuros feligreses, la noticia de las << Asambleas Cristianas >>, y se pide la participación y la colaboración de todos; de entrada, sólo se les pide el más  sencillo gesto de abrir sus pisos para poder llevar a cabo las << Asambleas Cristianas >>  de la misión.

Las << Asambleas Cristianas >> se han celebrado del catorce al dieciocho de noviembre 1977, en los 29 pisos que se ofrecieron y que se pusieron a la entera disposición de la poco acostumbrada labor evangelizadora en forma de asamblea. Y nos cuenta la historia de este momento, que de los veintinueve centros, prácticamente sólo veinte fueron los que funcionaron  de una “manera aceptable”, y que lo hacían aproximadamente de las diez hasta las doce de la noche. Si alguien está esperando el juicio de este nuevo ensayo de misión en la parroquia, sí lo tenemos, y el cronista escribe de la manera más lacónica: “ha sido una experiencia aceptable, y nada más.”


 
Convivencia-misión

Descubrimos que se ha estado trabajando muy intensamente y día a día. Se han vivido las inquietudes y las incertidumbres propias de toda construcción; y se ha trabajado con la misma   preocupación e inquietud en la construcción efectiva de crear un verdadero templo de Dios, pero hecho de “piedras vivas.”  Como lo anunciamos cada vez que cantamos “Si el Señor no construye la casa, si el Señor no guarda la ciudad…” Los que han estado viviendo esta preocupación pastoral han tratado siempre de ir  construyendo estas piedras vivas con las que levantar el verdadero edificio agradable a los ojos de Dios: una verdadera comunidad cristiana y viva. La semilla ya arrojada al surco por estos obreros de primera hora, ha comenzado a brotar, ha crecido y está dando grandes y abundantes frutos de cosecha. ( 29 de diciembre 1974 )


 
Primer Aniversario de la  inauguración
 
Ésta es otra de las fechas que quedarán marcadas con tinta roja, dentro de la Historia y de los Orígenes de esta parroquia de San Gerardo.  El día 8 de noviembre es el día de la celebración del XXV aniversario de la fundación de la parroquia. Una culminación de muchos desvelos, sueños y a veces desencantos.

 La celebración se convirtió fundamentalmente y en primer lugar, en una expresión de bendición a Dios y en acción de gracias a todos los que han trabajado material y pastoralmente en la parroquia; sobre todo alabanza a Dios que ha querido bendecir tan copiosamente esta labor pastoral durante estos veinticinco años. Y con el esfuerzo y buena voluntad, ha sido posible tener la parroquia de san Gerardo que hoy tenemos. La misa fue retransmitida por la radio, y a través de la Televisión Española en el espacio televisivo “ El día del Señor.” Concelebraron  el párroco actual, y todos los que a lo largo de estos veinticinco años habían tenido cura de almas en la parroquia. Con un recuerdo especial en ese día para el que había sido su primer párroco y ya no estaba. ( día 8 de noviembre de 1998 ).

Celebraciones de la Eucaristía

En la parroquia, además de las tareas propias de cualquier parroquia, se dedican las fuerzas a la tarea cultual y a las celebraciones de la fe y de los Sacramentos.  La celebración de la Eucaristía, de una manera especial,  se ha ido acomodando en sus horarios, a las necesidades de las gentes trabajadoras del barrio. Se comenzó celebrando en un inicio, una misa por la mañana y otra por la tarde. El primer año hace de local parroquial el aula del Colegio Gamo-Diana. En días de domingo o días festivos, las celebraciones eucarísticas eran cuatro. Y la última eucaristía era a hora tardía, a las dos de la tarde. La gente trabajadora prefería darse  “ la gran mañanada.” No existía la obsesión por la carretera. Tampoco la zona de “Ciudad Parque Aluche” estaba excesivamente poblada, se paseaba muy cómodamente por los parques y por las calles. No existía todavía el agobio de hoy en la ciudad.

La mayor oferta de servicios religiosos se hacía por las tardes. No se había contagiado la gente del prurito por salir todos los fines de semana fuera de la ciudad. El coche familiar “ el Seiscientos” ha sido el comienzo de los cambios de gustos y de cambios de horario en la familia. Tal como lo encontramos todavía en los medios de publicidad, el “ Seiscientos” por su capacidad y por su bajo costo, era el vehículo familiar por excelencia para hacer las salidas al campo o a la sierra de Madrid. Era pequeño pero funcional y que no creaba excesivos atascos en nuestras carreteras por su tamaño reducido. Pero él fue también el causante principal de que muchos comenzaran a dejar de disfrutar las <<mañanadas>> de los sábados y del domingo, se comenzara a levantarse pronto para estar más despejados. Y otros lo comenzaron a hacer también con el fin de ganar unas horas más de ocio saliendo a la carretera ya de víspera.

Catequesis de infancia

Uno de los puntales de la pastoral de la parroquia fue desde sus comienzos, y lo sigue siendo también hoy, es la catequesis de infancia y la formación en la fe en la parroquia y en las clases de religión en el centro Gamo-Diana, en la que están implicados todos los redentoristas de la parroquia. El colegio tiene su ideario como se exige de un colegio religioso. La dirección la han llevado durante años las Religiosas Escolapias. Llama la atención la cantidad de fines de semanas y de encuentros con los niños y niñas en todos estos años, la frecuencia de los ejercicios espirituales en la parroquia y en el colegio. Sirva de ejemplo el que en el segundo año de parroquia, el número de niños y niñas que se acercaron a la Primera Comunión fue de 170 comulgantes. Un número que ha ido fluctuado en los diversos años de existencia, como el presente año que son 104 niños y niñas que han recibido la primera comunión. Hoy “Ciudad Parque Aluche” está muy poblado pero la media de edad de la población ha subido mucho y es muy notable el descenso de la natalidad.

Preparación para los sacramentos

Otra de las atenciones pastorales ha sido el cuidado de las catequesis pre-bautismales, con variantes en las diversas épocas. Se han seguido varios sistemas. La primera experiencia fue impartir en la propia casa la preparación al Bautismo y estando toda la familia presente. Los habitantes de la parroquia eran menos y la parroquia abarcable. La población creció y se hizo ya inabarcable. El sistema de preparación en la propia casa decayó; contribuyó el que no era del todo positiva la experiencia, por ser difícil acertar con un momento propicio para reunir la familia por la noche, y el inconveniente de no tener a quién dejar el cuidado de los niños durante la catequesis. Se hizo también más hermético el piso y se tomaron más precauciones, no se abría tan fácilmente la puerta del piso al primero que tocara el timbre.

“Alces”

Gracias a las anotaciones de José-Antonio Poveda podemos conocer con todo detalle el nacimiento y la formación del <<Grupo Alces>>. Tanto para José-Antonio Poveda como para su esposa Mamen González  su “ Agenda de notas” merecen la consideración de  “Incunable.” Y tienen motivo para estimarlo así pues se trata de una inagotable fuente de información día a día, y de tema a tema...

Como socios fundadores del grupo <<Alces>> conocemos la labor de D. Antonio Cañizares ( desde 2006 Cardenal de  la Santa Iglesia, en la Sede Primada de Toledo); el matrimonio José Antonio Poveda y su esposa Mamen González y el matrimonio formado por Ernesto Moragón y su esposa  Ma. Carmen de Frutos; ellos son los  fundadores del grupo y a quienes dos años más tarde se les engancharía el matrimonio Marcelo  Algaba  y su esposa Ma. Luisa Morata Lizana, para permanecer nada menos que doce años como responsables de Alces y de los campamentos de verano; y ya en plena marcha, se les uniría Graciano Ronda. No sólo trabajaron en los inicios de fundación sino que trabajaron duramente hasta 1987 como responsables y monitores-catequistas. Dos años también preparó el campamento Avelino Cabezas y otros dos años  1998 hizo lo mismo José-Ma. Lorca.

La historia nos muestra que las organizaciones humanas, políticas, culturales, religiosas… están sujetas a la terrible ley de nacimiento, crecimiento y muerte. Incluso en la historia de la iglesia, eterna por promesa del Fundador, pero sin que esa cualidad se comunique a sus organizaciones individuales, quedan sometidas también a esta dura ley de nacimiento, crecimiento y muerte..
        
Para elegir nombre de “Alces” se hizo una “lluvia” de palabras que dijeran algo. Se seleccionaron las que más gustaron y con la primera letra de ellas  se compuso una palabra fácil de pronunciar y de recordar: “a” de amor; “l” de lealtad; “c” de compañerismo; “e” de esparcimiento; y “s” de solidaridad ). Acto seguido se pensó en un distintivo y se concretó en una chapa de color verde con el nombre de “Alces” y unos “muñecos” haciendo una torre humana.

Tenemos que remontarnos al año 1977. En la parroquia funcionaba el grupo de Scouts. Pero en el grupo se produjo una profunda crisis de identidad, y como consecuencia, el grupo Scouts desapareció. Ante este vacío, que afectaba tan profundamente a los preadolescentes y adolescentes, un grupo de seglares comprometidos con la iglesia, vio la necesidad de dar una respuesta a la situación creada. Desde un principio se tenía claro que el grupo debía de tener una identidad cristiana y estar integrado en la parroquia. También se vio que los niños y las niñas que habían hecho la primera comunión, debían llevar una catequesis diferenciada y una metodología especial. Se aspiraba con ello a una catequesis dinámica de acuerdo con sus edades, dentro de un proyecto de formación integral y con una fuerte implicación de los padres.

En la primera reunión con los padres quedó patente que el grupo tenía que ser cristiano e integrado en la parroquia.  No se acertó a la primera con la metodología, aunque sí en que debería ser dinámica, alegre, y que no aburriera. La primera celebración con los niños se celebró el 8 de octubre 1977, muchos de los asistentes procedían del anterior grupo scout. Y la primera reunión de responsables se celebró el 9 de octubre 1977 con la finalidad de sacar conclusiones y poner en marcha las primeras acciones. Igualmente se planteó el modo de financiar el grupo y se propuso aportar una pequeña cantidad mensual. Y otra solución hacer varias rifas al año, la primera coincidiendo con el sorteo de la Lotería Nacional de Navidad de 1977. Se mostró ingenio en la publicidad del trimestre 1979/1980. “Donde hay ALCES, hay Navidad.”

Los padres se comprometieron a mantener una gran implicación  con la reunión bimensual, para hablar de la marcha del grupo, de sus actividades, de sus proyectos. Muy originales a la hora de bautizar cada grupo de “Alces”: “Los 15 Jabatos” y su distintivo un “ Lobo;” los Imperiales;” “ Estrella Polar;” Besana;” “ Los poscomuneros;” “Esperanza.”

 

Una hermosa experiencia laica

En su afán por formar “ comunidad humana” con el retablo de gentes llegadas de todas las partes de España, y también con fines de formación religiosa, se trabajó en el barrio un “ apostolado vis à vis” . Se crearon células de trabajo conjunto en las comunidades de vecinos que lo aceptaron: en grupos de doce a quince personas por célula, se reunían periódicamente a reflexionar sobre problemas de la “comunidad” y sobre temas económicos, políticos o que pudieran afectar a la comunidad de vecinos. La parroquia indirectamente vigilaba y dirigía las reuniones en casos en que se solicitara su poyo o se viera conveniente. Fueron hasta quince los grupos que funcionaron por un tiempo, y poco a poco se fueron apagando hasta su extinción total. La reuniones seguían un ritmo muy parecido al usado hoy en las asambleas cristianas de la misión popular redentorista.

 

CAPÍTULO 9: ACTIVIDADES EXTRAPARROQUIALES

Han sido muy fomentadas las diversas actividades no estrictamente parroquiales. Convivencias y encuentros de fin de semana para grupos; salidas a la sierra en plan de programación y de formación de los catequistas a todos los niveles; fines de semana de oración y de programación; excursiones por grupos y excursiones conjuntas con toda la parroquia; semanas culturales; campamentos de verano, días de retiro con grupos reducidos; ejercicios espirituales, semanas de reflexión, pascuas juveniles…etc..

Después de repasar hoja a hoja las crónicas redentoristas, al fin me he encontrado con la gran sorpresa de que es todo un listado de de diez folios los que ocupan las actividades extraparroquiales en estos años de funcionamiento de la parroquia. Siguiendo una vieja costumbre de nuestros cronistas clásicos, que al fin del ejercicio del año pastoral lo cierran con un “resumen” de los trabajos apostólicos, yo también voy a cerrar este ejercicio con un resumen de la totalidad de las actividades no estrictamente  parroquiales:

  1. Convivencias y fines de semana de oración y de programación: 123.
  2. Días de Ejercicios Espirituales (a todas las edades) y encuentros de oración y reflexión: 52.
  3. Misiones populares redentoristas (incluyo también "Misión Joven Espino" de los últimos años): 43.
  4. Excursiones y esparcimiento con grupo de jóvenes y con grupos parroquiales: 54.
  5. Campamento de verano: 66.
  6. Predicación de Novenas en parroquia (60) y fuera (15). Y otras predicaciones...
  7. Charlas fuera de la parroquia de formación religiosa y de exposición de la fe: 90.

Posiblemente hoy nuestro utilitario “Seiscientos” se sentiría acomplejado en presencia de las grandes máquinas de potentes motores que cada fin de semana forman inmensas caravanas y retenciones kilométricas a la salida y a la entrada de la ciudad. Con el “servicial” “seiscientos” la parroquia comenzó a sentir la influencia de las salidas de “fines de semana” al chalet o a la sierra. Se nota en la menor  asistencia a la hora de las celebraciones. De nuevo se estudiaron los gustos y preferencias de la gente y se fueron acomodando también los horarios de las celebraciones a los gustos y preferencias de la gente  para dar facilidades.

 

CAPÍTULO  10:
LA ICONOGRAFÍA  RELIGIOSA EN EL EXTERIOR DEL TEMPLO

 

Iconografía  religiosa exterior

Lo que sí comenzó a llamar la atención y llenar de admiración a todos  los que llegaban a la parroquia de san Gerardo fue el ver cómo esos espacios que durante todo este tiempo estaban deshabitados de moradores celestiales, comienza cada uno a ocupar su puesto, unos en el interior y otros en el exterior del templo. De las figuras en forja del interior y del exterior de la parroquia, contamos con el comentario y la interpretación del mismo artista-escultor Manolo López.

Frontal de la puerta de los Ángeles

Representa la exaltación de la Santa Cruz en su triunfo sobre los cuatro elementos: tierra y agua están representados por labradores, pastores y marineros; aire y fuego, por seres alados en composición armónica.  La verja de la entrada al patio de la parroquia, en el cruce de las dos calles, Tembleque y Maqueda, queda coronada por un conjunto escultórico de difícil interpretación.
<< La tierra era un caos informe; sobre la faz del abismo, la tiniebla. Gn. 1,2.   Representa la exaltación de la Santa Cruz y su triunfo sobre los cuatro elementos. En la Tierra y en el Agua, están representados los labradores, pastores y marineros. En el Aire y el Fuego, los seres alados que se mueven en una composición armónica, musical y festiva, de donde parte la idea de ser utilizada como puerta de acceso para eucaristía dominical. La llamamos de los ángeles precisamente por contener gran profusión de seres alados >>. ( Escultor: Manolo López ).

Frontal de la puerta de los Sacramentos

Llamada así por estar representando a Jesús ostentando una cruz en el centro del grupo; a los lados, distribuidos todos los Sacramentos. El grupo escultórico  con muchas figuras quiere expresar la Celebración festiva de los Sacramentos de la Iglesia.
<< Hacedlo en memoria mía. 1Cor. 11,25.  Lo he llamado frontal de la puerta de los Sacramentos, llamada así por representar a Jesús sustentando una Cruz en el centro del grupo; a ambos lados, distribuidos, todos los Sacramentos.  Me pareció bien tomar y  desarrollar este tema para la puerta de acceso diario a la parroquia por ser la institución sacramental la labor más cotidiana de la Iglesia >>. ( Escultor: Manolo López ).

San Gerardo

En hierro forjado y en figura gigante, ocupa el centro del patio de la entrada principal, en la mitad de los jardines de acceso al templo. Es una imagen muy familiar del santo, con el crucifijo en la mano izquierda, en hábito redentorista, con el rosario de los quince misterios colgando de su ceñidor. Con su mano derecha señala la entrada al templo, lleva la Cruz elevada en señal de bendecir….<< quiere representar la MISIÓN:
“ Y la Buena Noticia del Reino se proclamará en el mundo entero.” Mt. 24, 14. La figura de Gerardo nos señala el camino hacia Cristo y hacia la comunidad. Lleva la imagen de la cruz en señal de bendición. Es de forma rectangular y planos, todo él formado de aristas y entrantes para recoger la luz >>.

El Buen Sembrador

Un poco más adentro, y en el jardín de la parte detrás del coro, también en hierro forjado, la imagen, es de tamaño más reducido, y representa al “ Buen Sembrador” del Evangelio sembrando a voleo la semilla sobre los campos.
<< Salió el Sembrador a sembrar. Al sembrar…Mt.13,3-4. El Sembrador mirando al cielo, está lanzando la Palabra a los cuatro vientos con la esperanza de que la semilla caiga en tierra fértil y sea fecunda >>.  

La Virgen con el Niño en brazos

Recostada sobre una de las columnas de los porches que rodean la fábrica del templo en todo su contorno, rincón sosegado y tranquilo donde está la Virgen-Niña, para cuyo rostro posó una alumna del Colegio Gamo-Diana, y se pensó que estuviera rodeada de flores, especialmente rosas, símbolo de la pureza y del dolor.

 

Iconografía religiosa del interior

Perpetuo Socorro de María ( 2,30 m. )

Representa la Maternidad. Ya dentro del templo y sobre el panel de la parte derecha del presbiterio, siempre a partir de la entrada principal, está la  Imagen del Perpetuo Socorro, metálica y forjada y con un gran sentido de la Maternidad. No todos piensan que sea la representación  más adecuada ni atrayente para una piedad popular tradicional. Y se sigue pensando lo mismo desde entonces hasta el día presente, hasta el día de hoy en que se escribe esta historia.
<<  Representa la “ Acogida.”   María conservaba todo esto y lo meditaba en su interior. Lc. 2,19. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro siempre ha sido representada como un icono de procedencia bizantina.  Yo la represento aquí de cuerpo entero. Es una madre joven, pero dulce en la actitud en que la leyenda la representa. En el momento en el que Niño cree ver el mal en el mundo con esos enormes e infantiles ojos, la Madre, toda socorro, posa su mano como una paloma de paz, como espíritu santo, que se posa en su interior >>. ( Escultor: Manolo López ).

Los Cuatro Evangelistas ( 3.00x 3.00 )

En contraposición de la paz que emana de María, los Cuatro Evangelistas inquietan. Representan la Palabra. Cada uno representado con su simbología correspondiente: un águila para san Juan: un león para san Marcos; un toro para san Lucas y un libro para san Mateo. Y en la pared del fondo de la Capilla, una obra de talla más reducida de tamaño, aunque el artista Manolo López, autor de todas estas esculturas de la parroquia, ha puesto toda su inspiración y todo el cariño de su alma, está un Cristo Crucificado formando grupo al pie de la cruz con una imagen de San Juan a su izquierda y de la Madre, a su derecha.
<< Al principio ya existía la Palabra….El mundo no la recibió….La Palabra se hizo hombre…Jn.1,1.14. Los Evangelistas inquietan al que los contempla. Es un grupo apiñado, de gran expresividad y movimiento. Con mirada profunda y fija, quieren ser notarios del momento más trascendente de los siglos, que ellos presenciaron y nos transmitieron.

Son hombres sencillos, impregnados de una locura que les movió a dejarlo todo y seguir a Alguien a quien casi no conocían. Esa locura espiritualizada fue la que me hizo meditar y es cuando concebí el grupo y llamarlo “ los benditos locos.”

Los símbolos son de auténtica creación libre y estética; por eso el águila presta sus alas a San Juan, que equilibran en diagonal con la cabeza del toro picassiano que contempla desde abajo todo el conjunto. La cruz representa al hombre en su sufrimiento; y al sobresalir por abajo y por arriba, da la sensación de estar  todo el grupo en el aire. El león está diseminado por el lomo del gran libro de los Evangelios.

Por su fuerza expresiva, este grupo de evangelistas provoca la sensibilidad de quien lo mira. Son testigos del Nuevo Testamento que invitan a meditar sobre la dureza espiritual del camino evangélico>>. ( Escultor:  Manolo López ).

El Cristo de los clavos

Representa el dolor de los hombres. A la entrada principal, sobre una columna como si fuera el eje de la escalera que sube a las tribunas, se encuentra una pequeña escultura de un Cristo crucificado.
<< Me muero de tristeza. Quedaos aquí y manteneos despiertos conmigo. Mt. 26,38.  Cristo de los clavos. Es un Cristo crucificado con formas puramente geométricas. Los brazos hacia arriba en forma de V, de victoria sobre la muerte; los clavos están situados en la cabeza simbolizando el dolor a modo de espinas >>. ( Escultor: Manolo López ).

Ángel Custodio

Representa la Vida. En la capilla, el ángel custodio entre sus manos sostiene la bola del mundo. Es el Sagrario de la parroquia. Y llama la atención poderosamente por el ala que sobresale sobre todo el conjunto escultórico, como una elevación hacia el cielo.
<< Representa la Vida. Rabonni, que equivale a Maestro. Jun. 20, 16. Este ángel sustenta entre sus manos un globo terráqueo que es, a la vez, Sagrario.  El ángel está posado en el suelo, a la altura del que lo contempla. De uno de sus hombros se eleva un ala o llama simbolizando la custodia eterna. Su rostro sereno trasciende espiritualidad y mística >>. ( Escultor: Manolo López ).

Ángel portador del Perpetuo Socorro ( 1,90 )

En forma diagonal con el anterior del sagrario, baja de lo alto portando el Icono del Perpetuo Socorro. Está pensado para convertirlo en lugar votivo de oración.

Espíritu Santo ( 0, 40 x 0,60 )

Dentro de la capilla y sobre la Cruz de Carlos Pereira Prado, casi tocando el techo, se distingue un proyector  de luz bajo la forma de una paloma, símbolo del Espíritu Santo.
 
Calvario

En el lienzo de la pared testero de la Capilla, se representa el Calvario. A los lados, y de izquierda a derecha, aparecen las figuras de la Madre y de san Juan al pie de la Cruz y todo cercado por dos ángeles que espiritualizan la escena.  Representa la muerte de Jesús en el momento de morir:. En la pared del fondo de la capilla se encuentra el Calvario, y exhaló el Espíritu. Mt. 27,50 >>.
<< Concebí esta idea del Calvario como la representación de un Cristo neorrománico. Sus brazos se extienden en posición horizontal; el cuerpo no pesa, es el triunfo del espíritu sobre la muerte. La cruz extiende sus brazos de lado a lado alargando un brazo sin fin. A los dos lados, como es tradicional, la Madre y San Juan al pie de la cruz. Y todo ello cerrado por dos ángeles que espiritualizan la escena >>. ( Escultor: Manolo López ).

 

Entorno de los Iconos

A todas estas imágenes en hierro forjado, en el exterior de la parroquia, se les ha creado un entorno de jardines con césped siempre verde y bien cuidado, y arbustos variados que delimitan los jardines. Todo el patio de la parroquia, y todo el frontis de la vivienda de la comunidad redentorista, está poblada de altísimos chopos que son una delicia por su sombra bienhechora en los meses calurosos y a veces tórridos de  Madrid. La paz y el sosiego del patio de la parroquia se ha convertido en un lugar de cita para reposar a la sombra de los chopos y de los cipreses, y en el frescor de los jardines recién regados.  En este ambiente de paz es frecuente la tertulia de personas mayores que descansan antes de entrar a rezar en el templo. Y es que este conjunto de jardines hoy tan acogedores, ha sido diseñado  por expertos en jardinería.

David, el experto en jardinería, ha puesto todo su saber, y todo su interés, en crear este espacio acogedor, tranquilo y remanso de paz. David y sus colaboradores se propusieron hacer la obra en diez días y a finales de abril de 1977, en plena primavera, ya estaba terminado el trazado y plantados los arbustos. La invitación a sentarse un rato a conversar la brindan la comodidad de los  veinte bancos de hierro colocados a lo largo de los jardines. Se prestan a la charla sencilla e íntima, como lo pudiera  ofrecer el sofá  del salón de nuestra  casa.

El jardinero principal que tanto se esmeró en hacer del atrio del templo un lugar de refugio y de descanso, merece la gratitud de muchos y que su nombre se recuerde para siempre, pues no  olvidemos el nombre de David. Y David consta en las crónicas redentoristas de esta parroquia, aunque no conocemos sus apellidos,  pero que tuvo el feliz acierto de crearnos este espacio tan apto para la conversación familiar, como para el silencio y la oración del que así lo desee. Como premio bien se merecía el bueno de David, unos días de turismo pagados por la parroquia, y pasados en el sur de España, en Málaga en concreto, y sobre todo, con la alegría que nunca había podido disfrutar en su vida hasta entonces: la alegría de poder admirar y contemplar   << la grandiosidad del mar >>, que como hombre de tierra adentro, nunca había podido conocer.

¿Quien es Manuel López, escultor? Nació en Castejón de Trabancos ( Valladolid ) en 1938. Ha escrito libros sobre arte, << ha plantado una vid a modo de árbol, tiene tres hijos, como hombre se siente realizado… >>.  Tiene su domicilio en la calle Escalona, y ahí tiene ubicado su estudio. Es un escultor diestro en el dominio de la materia, ( el hierro ), de gran sensibilidad religiosa, y totalmente entregado a su trabajo y al estudio. Vive convencido de que ser escultor es una filosofía, una forma de vida.

La figura de Manuel López, como escultor de las Iglesias de << Ciudad Parque Aluche >> está muy bien tratada en la gran obra de María Teresa González Vicario “ Escultura Religiosa Contemporánea en Madrid.”  Y en la misma obra se describe en varias páginas la Parroquia de San Gerardo del Arquitecto José María Anasagasti López, que es el que dirigió las obras  de la parroquia en 1977. De la misma manera trata de la parroquia de san Gerardo, la monumental obra de M. Azorín en su obra superdetallada:  << Madrid Metro a Metro >>.
Metro >>  y que ha sido profesor de arte de la Universidad, y que ha vivido siempre en esta zona.

 

CAPÍTULO 11: REDENTORISTAS QUE TRABAJARON...

Redentoristas que han trabajando con plena dedicación Pastoral

Nómina de redentoristas con plena dedicación pastoral.   Unos los han hecho  con plena dedicación; y otros, con colaboraciones los fines de semana o festivos o en determinados momentos puntuales. Entre paréntesis va la fecha en que comienza su misión pastoral, no cuando cesa. Algunos han vuelto a  repetir en otros momentos y también con plena dedicación, pero solamente se consigna el primer envío:

Eminentísimo  Sr. Cardenal D. Antonio Cañizares  ( 1972 )
Javier Iturgaitz  ( 1971 ) 
Dionisio Ruiz Goñi ( 1971 ).
Angel Plaza Martín ( 1971 ).
José Ma. Lorca Parra ( 1971 )
José Antonio Rodríguez ( 1971 ) sacerdote diocesano residente Jesús Molero  García ( 1971 ).
Lorenzo Casado Tejero ( 1971 ).
Javier  García Galdeano ( 1972 )
MM. Escolapias ( 1972 )
Julio Azpilicueta  Roncal ( 1973 )
Miguel Miguel Miguel ( 1972 )
Avelino Cabeza  Martínez ( 1974 ).
Graciano Ronda ( 1977 ) Estud. no sacerdote, redentorista.
Luis Gil Pascual ( 1977 )
Santiago Fuentes Rivas ( 1976 )
Rafael González  Alvarez ( 1980 )
Octavio Hidalgo López ( 1980 )
Alfonso Sánchez  Sánchez ( 1986 )
Julio Alonso Garmón ( 1987 )
Miguel García Leyva  ( 1980 )
Rafael Alonso Crespo ( 1987 )
Nicanor Brasa Prieto ( 1992 )
Manuel Matute López ( 1992 ).Estudi. no sacerdote,  redentorista.
Juan Carlos Arias González ( 1992 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Hilario García Riesco ( 1994 ).
Manuel Vilchez  Martín ( 1984 ). No sacerdote, redentorista
D. Miguel ( 1984 ). Capellán castrense.
Dionisio Fernández Campos ( ( 1996 ).
Jesús Ma. Casas Herrero ( 1996 )
Rafael Canseco Combarros  ( 1999 )
Olegario Rodríguez Martínez ( 1999 ).
Gary  A. Gáez Samaniego ( 2003 ). Redentorista Panameño.
Manuel Sánchez ( 2004 ) Estu. no sacerdote, redentorista.
Antonio Quesada  Montoro ( 2005 )
David Pérez  Gómez ( 2005 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Jorge Ambel Galán ( 2005 ). Estud. no sacerdote, redentorista
Carlos Sánchez de la Cruz ( 2005 ).Estud. no sacerdote, redentorista
Miguel Castro Castro. ( 2005 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Damián Mª Montes Nieto ( 2007 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Víctor Chacón Huertas ( 2007 ). Estud. no sacerdote, redentorista.

Nota:
Algunos otros redentoristas han trabajado en la parroquia a tiempo parcial en estos años, pero como el vacío de la Crónica no los puede constatar, he pensado no inscribirlos, aunque de hecho se conocen sus nombres.

 

Redentoristas que han colaborado  a tiempo parcial

Nicolás Estévez, (  1969 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Vicente Aliste ( 1969 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Pérez Alarcia ( 1969 ). Estud. no sacerdote, redentorista.

Miguel Rubio Carrasco ( 1975 ).
Juan Herrerías Martínez ( 1976 ). Estud. no sacerdote, redentorista.
Victorino Aldonza García ( 1977 ).

 

CAPÍTULO 12: RESUMEN DE ALGUNAS FECHAS CLAVE

Primera etapa de la parroquia de san Gerardo en la Colonia de Aviación de Cuatro Vientos:

12 de enero 1966: se recibe el encargo de la fundación de la nueva parroquia.
3 de abril 1966: comienzo oficioso de la nueva parroquia.
16 de abril 1966: estreno del piso vivienda-residencia.
17 abril 1966: inauguración oficial de la parroquia.

Segunda etapa de la Parroquia en “Ciudad Parque Aluche.”

1973 de junio: se comienzan a dar los primeros pasos de una nueva iglesia.
28 de diciembre 1973: el administrador de los redentoristas inspecciona sobre el terreno la nueva parroquia
1 de agosto 1975: comienza a nacer la nueva iglesia. Se coloca la primera piedra y la empresa <<Agromán>> se hace cargo de las obras de construcción.
15 de agosto 1975: comienza el vaciado de la obra.
3   de septiembre 1975: se presenta un posible esquema de las vidrieras de la parroquia.
4 de agosto 1976: Primera Misa en la nueva iglesia.
23 de octubre 1976: Inauguración de la nueva Parroquia.
23 de octubre 1976: el Cardenal Vicente Enrique Tarancón bendice la nueva  parroquia.
14 de noviembre 1977: << Asambleas Cristianas >>.
23 de abril 1977: colocación de las imágenes del exterior y del interior de la parroquia.
7 de abril 2004 : sede del Estudiantado redentorista.

 

CAPÍTULO 13:
ACCIONES SACRAMENTALES Y PASTORALES

Siguiendo una sana y antigua costumbre de los cronistas redentoristas de cerrar el mes en la crónica haciendo un resumen de los trabajos apostólicos; en mi caso, quiero imitarles y poner también este resumen de las acciones pastorales de treinta y tres años de actividad parroquial en san Gerardo:

Convivencias y fines de semana: oración y programación: 123.
Ejercicios Espirituales ( todas las edades) y encuentros: 52.
Misiones populares ( incluyo “ Misión Joven” ): 43.
Excursiones y esparcimiento con grupos jóvenes: 54.
Campamentos: 66.
Exposición de temas religiosos y teológicos: 75.
Encuentros de formación y reflexión: 90.
Celebraciones Sacramentales en los 33 años de Parroquia:
Bautizos: 3064.
Bodas: 1030.
Primeras Comunionese: 2640.

 

CAPÍTULO 14: LISTA DE PROVINCIALES Y SUPERIORES Y PÁRROCOS


I.- Lista de Provinciales

Juan Pérez Riesco: 1959 (13 septiembre) a 1969 (26 agosto)
Antonio Hortelano Alcázar: 1969 (26 agosto) a 1972 (2 junio)
Adelino Mª García Paz: 1972 (2 junio) a 1975 (6 mayo)
Pedro Pérez Núñez: 1975 (6 mayo) a 1978 (14 noviembre)
Francisco Lage Martínez (Vicario): 1978 (14 noviembre) a 1979 (23 enero)
Adelino Mª García Paz: 1979 (23 enero) a 1984 (10 marzo)
Julián Perea Perea: 1984 (10 marzo) a 1990 (31 enero)
Francisco Lage Martínez: 1990 (31 enero) a 1996 (10 enero)
Nicanor Brasa Prieto: 1996 (10 enero) a 2002 (4 enero)
José Luis Bartolomé Madrid: 2002 (4 enero)

II.- Lista de Superiores y Párrocos de Madrid-San Gerardo

                              Superiores                           Párrocos
1972-1975:      Fco. Javier Iturgaiz             Fco. Javier Iturgaiz
1975-1978:      Fco. Javier Iturgaiz             Avelino Cabeza
1978-1981:      Moisés Latasa                      Moisés Latasa
1981-1984:      Rafael González                  Avelino Cabeza
1984-1987:      Rafael González                  Avelino Cabeza
1987-1990:      Julio Alonso Garmón         Julio Alonso Garmón
1990-1992:      Julio Alonso Garmón         Julio Alonso Garmón
1992-1996:      Nicanor Brasa                      Nicanor Brasa
1996-1999:      José Mª Lorca                      José Mª Lorca
1999-2002:      José Mª Lorca                      José Mª Lorca
2002-2005       Nicanor Brasa                      Nicanor Brasa
2005-…            Antonio Quesada                Nicanor Brasa

Los cambios se producen normalmente en el verano
Hasta el mes de febrero de 2002
Desde el mes de febrero de 2002

 

EPÍLOGO

Al llegar al final de esta historia, la primera conclusión a la que llego es que cualquiera queda facultado para sacar sus propias conclusiones después de haberla leído toda. Y conclusiones que pueden ir desde considerar estas notas, que tratan de los afanes y trabajos de unos compañeros, como una frivolidad que no merecían la atención y el esfuerzo que les he dedicado, hasta dudar que esta pequeña historia, no tenga nada cierto fundado en documentación  escrita. Pues todo es comprobable y comprobado, los relatos de nuestras crónicas así lo dicen

Y la razón es que he tratado en todo momento de hilvanar las cosas con un poco de humor y otro poquito de sal. Esta forma de escribir tiene mucho que ver con lo que hace un farmacéutico con los medicamentos infantiles: lo esencial sigue siendo el medicamento; pero la chocolatina en que lo envuelve, es muy importante también para que se pueda tomar, y  esta envoltura en mi caso, es la forma de lenguaje de la que me he servido.

Yo tengo la experiencia, y creo  que estaremos casi todos de acuerdo, que no hay nada más aburrido que una crónica cuyos hechos no te atañen para nada. Quizás sólo le gane en aburrimiento, el aprender de memoria la lista de los reyes visigodos de España. Esto puede dar pie para calificarlo precipitadamente de frivolidad, pero aconsejo no tomar estas posiciones así, sin más y a la ligera. Y os aseguro que se trata de cosas históricas y cosas vistas también un poco según el color del cristal del que las ha ido anotando fielmente según su leal entender… Por esta sola razón aconsejo no precipitarse demasiado rápidamente al dar el juicio, pues siempre se corre el peligro de errar.

Otra segunda conclusión es que todo ese ejército alfonsiano que acudió a “Ciudad Parque Aluche” a la cita de evangelizar a los pobres en ese momento tan decisivo, nos honra con sus obras y les felicitamos por la labor que hicieron. Y nos alegra porque los vemos como un reflejo de la Constitución 20:  << Los redentoristas  son apóstoles de fe robusta, de esperanza alegre, de ardiente caridad y celo encendido.  No presumen de sí mismos y practican la oración constante…>>.

Y una tercera y última conclusión es que siempre ha sido así la vida: que unos han ido delante sembrando lo que otros que les siguen van detrás recogiendo abundantemente. San Pablo así lo dejó escrito en su primera Carta a los Corintios: “ Yo planté, Apolo regó, pero es Dios quien lo hizo crecer.” ( 1Cor. 3,6 ).  Y por este camino, entre todos, vamos escribiendo nuestra pequeña historia hasta llegar a completar entre todos la Gran Historia, y así hasta que todo esto se acabe algún día.

Os dedico estas notas a todos vosotros, co-hermanos y compañeros míos, que habéis pasado antes que yo abriendo el surco y sembrando generosamente en la misma parcela donde yo, desde hace  siete años, estoy recogiendo la cosecha que vosotros delante de mí, habéis ido sembrando. Y desde hace estos siete años, he tratado de continuar con el mismo celo apostólico la labor que un día vosotros comenzasteis

Pues que a todos nos sirva de divisa, el pensamiento de la carta a los Hebreos: << Acordaos de vuestros dirigentes que anunciaron la Palabra de Dios, fijaos en el desenlace de su vida e imitad su fe… Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.  No os dejéis llevar por doctrinas complicadas y extrañas >>. ( Hbr. 13, 7-9 ).

Por encontrarnos en el año del V Centenario de Cervantes, termino con esta sentencia suya, que nos vendrá muy bien a todos pues nos hará reflexionar:

<<Sábete, Sancho, que no es uno más hombre que otro, si no hace más que el otro >>. ( Quijote I,cap.18 )

Gracias a vosotros, mis amigos y cohermanos en Cristo Redentor, y en nuestro Padre Fundador San Alfonso. ¡¡¡ Y mi brindis va por todos vosotros…!!!.

 

Nota final

No consta en el Archivo Provincial Documento alguno sobre el momento de cesión de la Parroquia de S. Gerardo a la  Diócesis de Madrid. El diálogo entre el Cardenal de Madrid, D. Vicente Enrique Tarancón y el Provincial Redentorista, P. Antonio Hortelano, fue breve y definitorio. Ceden los Redentoristas y continúa siendo párroco de S. Gerardo, el que lo era, Pedro Alarcón Herreiz, pero ya desvinculado de la Congregación