Reflexión del Sábado Santo: «Yo soy la Vida»

Sepulcro vacíoÉl dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la Vida” pero ahora está muerto y enterrado. Esta es la experiencia que seguramente sintieron los seguidores de Jesús, una sensación de vacío, de fracaso. Después de salir de sus casas y de sus vidas normales para seguir a un hombre que parecía bastante carismático, un tío con gracia, con algo en la mirada, un maestro con el que de verdad se aprendía… Él, que parecía ser el que tenía que venir, el Mesías, quien colmaría todos nuestros anhelos… y resulta que lo colgaron de una cruz y lo mataron como a cualquier malhechor. ¡Qué decepción!

DESCARGA: Material con la reflexión completa para el Sábado Santo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies